martes, 19 de septiembre de 2017

' Hasta las mejores personas engañan '


Mandie siempre estaba triste y estaba decidida a no volver a confiar en nadie y por supuesto no quería volver a ser lastimada pues pensaba que había aprendido su lección y no podía soportar tener de nuevo el corazón roto, a veces pensaba que su corazón había muerto aquel día.
Aquel día en que se dio cuenta que no importa cuanto lo intentara, cuando quisiera ayudar a otras personas, no importaba cuanto amor daba creyendo que algún día las personas también harían por ella lo que ella hacía por los demás, su triste realidad era que nunca nadie lo haría.
Ella ya había estado en un horrible y profundo hoyo oscuro y no quería volver a el porque le costó demasiado tiempo, esfuerzo y una gran fuerza de voluntad salir de él, nunca nadie entendería eso, nunca nadie entendería porque ella demostraba ser tan fuerte porque siempre sonreía, nadie se preocupaba por ella lo suficiente como para saber el terrible dolor que escondía y las terribles marcas que su pasado de dejo pero bajó la guardia un día, se permitió creer en todas las palabras bonitas que las personas siempre dicen, se permitió creer que la amistad si existía, que las buenas personas existían y creyó en el.
En ese momento Mandie pensaba que estaba en lo correcto y nunca dudo de su “Siempre estaré cuando me necesites”, pero nunca estuvo en realidad, ella no quería que la trataran mal, se prometió a si misma que nunca dejaría que nunca la trataran mal de nuevo pero lo volvió a permitir.
La persona que decía quererla y apreciarla más que a nada en el mundo en realidad nunca estuvo para ella, solo la utilizaba, la utilizaba para escapar de su mundo, de sus problemas, de esos momentos de aburrimiento, él solo quería sentir que alguien lo amaba, tener a alguien que siempre lo escuche y que lo ayude, sentir que alguien estaba pendiente de él pero esa persona nunca supo valorarla.
Mandie no era mala, solo era el resultado de los acontecimientos que pasaron en su vida, quizás larga vida o quizás corta vida pero solo era eso, pero siempre sonreía y siempre hacia lo imposible por estar para esa persona si la necesitaba.
Si él estaba ocupado, ella lo aceptaba, si él decía que no la entendía en ese momento y se iba sin mirar atrás, ella lo aceptaba, si él no tenía tiempo para ella, estaba bien. Al final siempre era la culpa de Mandie y ella lo sabía, si las palabras la lastimaban pero le pedían perdón, ella estúpidamente lo aceptaba porque ella amaba, simplemente amaba de esa manera y no se daba cuenta que era engañada de nuevo, no se daba cuenta que su ausencia no era lo que le causaba dolor sino su presencia, porque su presencia era toxica.
No fue así al comienzo porque si así hubiera sido ella se hubiera alejado pero ahora tiene una frase que poco a poco se convertiría en su gran verdad y su lema: “Hasta las mejores personas engañan”
Él era una buena persona, la mejor persona que ella conoció en su vida por eso hizo por él cosas que nunca haría por nadie, por eso dejo todo por esa persona, hasta su aprecio hacia sí misma.
Tu lees esto y pensaras que Mandie es estúpida, pero no lo es, solo es ilusa, solo cree en la gente y siempre trata de dar lo mejor de sí misma porque cuando ella te ve, no ve los defectos que hay en ti, aunque tengas 10 mil defectos y solo una virtud, eso es lo ella mirara, tu virtud no tus defectos.
Ella no es santa y lo sabe pero siempre se muestra tal como es, para bien o para mal  por eso mismo ella siempre te mirara, te sonreirá y te mostrara su corazón aun cuando tu único objetivo sea lastimarla, cuando no puedas escucharla, cuando no puedas entenderla, porque nunca terminas de conocer a las personas ¿verdad?
Mandie siempre será como un rayo de luz en tu vida, llegara y se ira. Quizá aparezca en tu peor momento, cuando necesites a alguien, cuando te sientas vacío y solo y luego se ira.
Nunca se preocupara por lo que pienses de ella, dejara que tú mismo juzgues, ella no se defenderá pero si no la tratas como ella te trata, si no le das el tiempo que ella te da, si no le das el amor que ella te da, ese rayo de luz se ira con ella.
Mandie debe aprender de nuevo a vivir sola, a valorarse y dejar de ser buena con los demás como una antigua amiga solía decirle, en ese momento ella no entendía porque su amiga le decía estúpida y que deje de ser buena pero después de esta terrible decepción ahora lo sabe.
Quizá haya una Mandie en tu vida o quizá ya se fue porque no la trataste como merecía y le hiciste un gran daño. A veces el daño no lo hacen las palabras, a veces el daño es la indiferencia.

Cuida a esa Mandie que hay en tu vida si aún no se ha ido para que no pierda su luz, no dejes que sus buenos sentimientos se transformen en malos, y si aún no la entendiste y la alejaste o la lastimaste tanto que se fue, lo siento por ti porque así como “las oportunidades solo llegan una vez en la vida, las buenas personas solo llegan a tu vida una sola vez, no hay segundas oportunidades”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario