2017 Reading Challenge

Clary ♡. has read 2 books toward her goal of 50 books.
hide

jueves, 11 de diciembre de 2014

• Cuando dos caminos se cruzan sin esperarlo (Capitulo 30) •

Hellow Guys!!

Acá con otro Capitulo que espero como siempre espero les guste, lo lean y comenten si quieren.


Como siempre gracias por leerlo!

Wattpad:http://www.wattpad.com/user/ClaryWyland

---------------------------------------------------------------

Capitulo 30


De pronto sale la Mamá de Clary de la cocina.


─ ¡Oh, vaya! Somos más ahora. Hola Anabel, querida ¿Cómo estás? – dice abrazándola luego de dejar todo en la mesita de té.
─ Hola, Sra. Pues bien, ahora que veo a Clary. Me tenía muy preocupada.
─ Si no lo sabré yo querida, cuando me entere me temí lo peor, gracias a Dios que Mike la cuido bien.
─ ¡Ah sí! Mike la va a cuidar muy bien, no ¿Mike? – dice Cade sonriendo.
─ ¡Oh, cállate Cade! – dicen todos al unísono.
─ ¿Todos contra mí? Me voy a ofender y Anabel me va a defender.
─ Y yo ¿Por qué? – pregunta Ann.
─ Porque somos amigos – dice mirándola.
─ Te conozco hace 5 minutos – dice Ann rodando sus ojos.
─ Bueno, sí, pensé que era muy pronto para algo mas pero si tu…
─ Ni siquiera termines esa oración – dice Ann mirándolo.


De pronto suena el timbre de la puerta.


─ Que raro, no esperaba a nadie por eso pedí el día libre para estar contigo nena, ¿tu esperas a alguien?
─ No, claro que no – dice Clary con cautela.
─ Ok, bueno, voy a ver, chicos sírvanse lo que quieran.


Todos toman su vaso cuando escuchan unos pasos acercarse.


─ Hola Clary.


De pronto ella voltea rápidamente y deja caer su vaso al ver quiénes son.


─ ¿Richard? ¿Mia? ¿En serio? – dice Anabel poniéndose de pie.
─ Ok, puede que recién haya regresado pero francamente dudo que su presencia sea agradable para ella o cualquiera de nosotros ya que estamos.
─ Clary, ¿puedo hablar contigo? ¿A solas? – dice Mia.
─ No, no puede – responde Ann cruzándose de brazos.
─ Bueno y tú eres su guardaespaldas o ¿qué? – dice Mia rodando los ojos.
─ Si, ¿Y?
─ ¡Oh por Dios! Clary estoy segura que el accidente no te dejo muda – dice Mia.
─ No, no estoy muda ¿Qué cosa quieres?
─ ¿En serio? Quieres hablar frente a ¿tu madre, tu novio, tu guardaespaldas y el otro?
─ Soy Cade ¿sabías?
─ Si, si, lo que sea. Richard y yo queremos hablar con ella.
─ Pues se quedaran con las ganas – dice Mike parándose al lado de Clary y jalándola hacia él por la cintura.
─ Ok, ok tranquilícense. Clary no puede estar bajo ningún stress. ¡Por Dios, acaba de salir del hospital! – dice la Mamá de Clary.
─ Así es, así que váyanse – dice Mike.
─ No quiero hablar con ustedes y no tiene nada que ver con mi salud, solo no quiero ¿está bien?


De pronto suena el teléfono y la mama de Clary va a la cocina a contestar.


─ Bien, Clary, vamos – dice Richard.
─ ¿Disculpa? – dice Mike interponiéndose.
─ No estoy hablando contigo, neandertal, estoy hablando con ella.
─ Bien, ella es mi novia quien esta delicada de salud además que no quiere verte ni hablar contigo. ¿Quieres hablar? Habla conmigo imbécil, solo dame una razón, una maldita razón para partirte la cara.
─ Y tú Mia hace tiempo que te quiero partir tu linda y malvada cara – dice Ann.
─ Todos son unos groseros, solo vinimos a hablar con ella, eso es todo.
─ Si, claro – dice Cade.
─ ¡Oh, tú no te metas!
─ ¡Cállate! – dice Ann
─ ¿En serio Anabel? ¿Tú y él?
─ Primero, a ti que te importa y segundo, ¿te puedes largar?


Cade mira a Anabel con una media sonrisa.


─ ¡Cállense ya! – grita Clary – hablare con ustedes, no quiero que mi mama se altere.
─ Bebe – susurra Mike.
─ Clary, no – dicen Ann y Cade.
─ Vamos afuera, ya regreso – les dice a todos que están con caras enojadas.


Clary va hacia la puerta seguida por Richard y Mia y entrecierra la puerta.


─ Bien ¿Qué?
─ Nena, sé que crees que tuve algo que ver con tu accidente, ese loco novio tuyo me lo dijo pero jamás te lastimaría ni tampoco Mia, ella es tu amiga.
─ ¿Qué? – dice Clary sorprendida.
─ ¿Desde cuándo los amigos se traicionan? ¿Pero saben qué? Estoy cansada. Yo te amaba Richard y ¡me traicionaste con ella, listo! Porque no son una pareja y ¡me dejan en paz!
─ Porque te amo – dice Richard.
─ Primero, no te creo y segundo, si fuera tan estúpida para creerte jamás le haría eso a Mike, es lo mejor que me ha pasado. Yo lo amo, no como creí que te amaba a ti y Mia déjame en paz, acaso ¿no tienes a quien molestar?
─ ¡Bien!, fuimos nosotros.
─ ¡Cállate! – dice Richard furioso.
─ ¡Oh vamos! Ya lo sabe, además ¿a quien se lo va a decir?
─ Y bien, Clary ¿Qué se siente?
─ ¿Qué? – susurra retrocediendo y agarrándose de la barandilla.
─ Que se siente tener a alguien que te odia tanto que quería matarte.
─ ¿Matarla? Yo no dije que quería matarla – dice Richard.
─ ¡Oh vamos Richard! Claro que quería matarla sino ¿por qué crees que insiste en conducir yo? Además, ¿Qué le ves? Estoy harta de ser la segunda, después de esa fiesta cuando Clary termino contigo porque nos descubrió pensé que al fin te tendría solo para mí pero ¡no! Tu siempre la querías a ella, hablabas de ella, de cómo la ibas a recuperar y me di cuenta que tu obsesión acabaría si la mataba, todo este tiempo te estuve manipulando para que hagas lo que yo quería.
─ ¡Que estúpido fui! Aléjate de ella, voy a estarte vigilando ¿me escuchaste? No le tocaras ni un pelo o yo mismo…
─ ¿Qué? ¿Qué harás Richard? ¿Ir donde la policía? Te hundiré conmigo y lo sabes – dice Mia con una media sonrisa.
─ No, pude haber estado de acuerdo con el accidente donde dijiste que serviría para que regrese a mi poco a poco.
─ Iluso – dice Mia.
─ Si, lo que sea pero yo no estaba en el maldito auto, yo no conducí y yo nunca, jamás quise ¡matarla! Lo siento Clary – dice mirándola de reojo.
─ ¡Lárgate Mia! O esto se pondrá muy feo.
─ ¡Feo para ti! ¡Te voy a denunciar! – grita Mia.
─ No si yo lo hago primero ahora ¡lárgate!


Mia se va furiosa y Richard voltea hacia Clary pero ella retrocede más.


─ Vete – susurra.
─ Clary, yo no…
─ Solo vete – dice agarrándose la cabeza.
─ ¿Estas bien?
─ No, no estoy ¡bien! Como voy a estarlo después de… ¿esto?
─ Tengo que entrar a casa, tengo que…


De pronto se tambalea y Richard la sostiene cuando la puerta se abre de improviso.


─ Mike – susurra.
─ Te voy a matar. ¡Te voy a matar!
─ No, no Mike – dice poniendo sus manos en el pecho de Mike.
─ Lo estas ¿protegiendo?
─ ¿Qué? ¡No!
─ ¿Están juntos de nuevo?
─ No, no, ¡por supuesto que no!
─ No es lo que parece. Creo que mejor me voy - dice Mike furioso.
─ No, Mike. ¡Espera!


Mike se quiere apartar pero siente que su camisa está cayendo al suelo.


─ ¡Mierda! Clary, ¡Clary! – grita Mike sosteniéndola en su regazo.
─ Lárgate Richard ¡Lárgate!
─ ¡No! Tenemos que hablar.
─ No me interesa ¡hablar! ¡Cade! – grita Mike.
─ Que pas… - se congela.
─ Llama a una ambulancia, llama a su mamá. ¡Ahora!


Cade entra apresuradamente a la casa y escucha gritar a Anabel y a su Mamá.


─ Bebe, bebe, despierta por favor.
─ Vienen en camino – dice Cade mientras Anabel sujeta a la Mamá de Clary.
─ Nena, perdóname, por favor, soy un idiota, despierta bebe – le susurra al oído.


Mientras todo es un caos, Richard no sabe qué hacer, la Mamá de Clary y Anabel están llorando y Cade fulmina con la mirada a Richard mientras Mike no suelta a Clary y sigue susurrándole cosas mientras a lo lejos se escucha la ambulancia.


─ No, otra vez no – susurra Mike cerrando los ojos y acunándola.

--------------------------------------------------------------------


To Be Continued



See'ya


Clary •

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada