2017 Reading Challenge

Clary ♡. has read 2 books toward her goal of 50 books.
hide

lunes, 18 de agosto de 2014

• Cuando dos caminos se cruzan sin esperarlo (Capitulo 26) •

Hellow Guys!!

Acá con otro Capitulo que espero les guste, lo lean y comenten si quieren y como siempre me atrase jeje tratare de escribir mas seguido es que tuve como un "bloque de escritor" tan comunes! Muchos problems pero bueno ya se los dejo!


Wattpad: http://www.wattpad.com/user/ClaryWyland

---------------------------------------------------------------

Capitulo 26



Mike despertó al día siguiente pero no quiso levantarse así que se quedó mirando el techo y de pronto aparecieron imágenes en su memoria. Imágenes de Clary. Clary sonriendo, Clary mirándolo con esos hermosos ojos, Clary besándolo, Clary recostándose en su hombro mientras él la abraza, Clary caminando por el pasillo del instituto hacia él y no pudo evitar que una lágrima se derramara por su mejilla.

─ Tienes que estar bien, nunca sentí esto por ninguna chica antes que aparecieras, lo único que sé es que te amo más que a mi vida – susurro.

Entonces alguien toco la puerta de la habitación.


─ Mike ¿Estas despierto? ¿Puedo pasar? – dijo Cade.
─ Si, sí, estoy despierto, pasa – dijo Mike mientras se pasaba una mano por la cara y se sentaba.
─ Te ves cansado – dijo Cade al entrar.
─ ¿Cansado? Tal vez. ¿Preocupado? Quizá. Pero condenadamente triste sería mejor. ¿Qué voy a hacer Cade? – dijo mirando a su amigo.
─ Bueno, vas a darte una ducha y cambiarte, luego iremos a recoger a la mama de Clary y luego al hospital y vas a hacer todo eso con la mente positiva y no estar matándote a ti mismo con esos pensamientos.
─ Has estado leyendo demasiados libros de Autoayuda – dijo Mike dándoles una media sonrisa.
─ Claro amigo, sino ¿cómo podría aconsejarte? Dios sabe que estarías perdido sin mí y por eso me amas, acéptalo.
─ Idiota – murmura Mike tirándole una almohada.
─ Bien, ahora ese es el Mike que conozco.

Ambos desayunan y se van en el auto de Cade para recoger a la mama de Clary para poder ir al hospital. Mike baja solo del auto y toca el timbre de la casa, cuando alguien abre.

─ Oh ¡Mike! Gracias a Dios que llegaste. ¿Quieres pasar? ¿Puedo ofrecerte algo?
─ No, no es necesario pero gracias Señora.
─ Pasa, pasa un momento, voy a recoger mis cosas y nos vamos.

En cuanto entra se queda congelado.

─ ¿Qué haces tú aquí? – le dice en tono bajo a Richard.
─ Oh… olvide decirte Mike, en cuanto me contaste lo que paso llamo Richard para saber cómo estaba Clary.
─ Y tu ¿Cómo lo sabias? – pregunto Mike mirando ferozmente a Richard.
─ ¡Oh vamos! – lanzo las manos al aire con exasperación – te parece este momento el adecuado para ¿tus estúpidos celos? Deberías preocuparte más por Clary ¿no?
─ Me preocupo lo suficiente por Clary sin que me lo digas, yo vi lo que paso, yo la acompañe al hospital y yo me quede hasta tener noticias.
─ Si, sí. ¡Súper – Mike!
Mike lo mira entrecerrando los ojos mientras nota diversión en los ojos de Richard.

─ Chicos, chicos, cálmense, estoy segura que esto es producido por la preocupación y debemos ir al hospital, por favor piensen en mi hija.
─ Lo siento Señora – dijeron los dos al mismo tiempo.
─ Bueno, será mejor que nos vayamos – dijo ella.
─ Claro, por supuesto, he venido con Cade, ahí podremos ir al hospital por supuesto no hay suficiente espacio para todos, lo siento, no sabía que vendrías Richard.

Mike lo dijo en un tono donde notablemente no lo sentía en absoluto mientras llegaban al auto.
Abrió la puerta trasera del auto para que entre la mama de Clary y luego cerró la puerta.

─ Adiós – le dijo a Richard.
─ Si, claro, nos vemos en el hospital.
─ Ni te atrevas a ir – dijo Mike en voz baja.
─ Y ¿Quién me lo va a impedir? ¿Tu? Su mama sabe que iré así que voy.
─ Mira, imbécil, puedes engañar a la mama de Clary pero a nadie más y estoy sospechando que tú tuviste algo que ver en todo esto.
─ Es muy grave lo que dices ¿Tienes pruebas?
─ No, no tengo pruebas pero tengo amigos, amigos que me ayudaran a descubrir la verdad y si me entero que fuiste tú… bueno digamos que no querrías que eso pase, NUNCA.

Mike se subo al auto y la mama de Clary pregunta:

─ ¿Está todo bien?
─ Si, señora, por supuesto, solo quería asegurarse del hospital en que esta Clary, no se preocupe.

Cade lo mira de reojo y en voz baja pregunta aprovechando que la mama de Clary estaba distraída con el celular.

─ En serio ¿está todo bien?
─ No, pero lo voy a averiguar. Vámonos.

Cade asiente, enciende el auto y se dirige al hospital. En cuanto el auto se detiene Mike sale y le abre la puerta a la mama de Clary y de reojo nota que el auto de Richard está llegando, lanza un suspiro y trata de calmarse mientras ayuda a la mama de Clary a salir. Ella le sostiene el brazo.

─ Gracias – dice ella mientras entran.
─ Quédense aquí, iré a preguntar. Cuídala Cade.
─ Por supuesto – responde sonriéndole a ella.

Mike se dirige a recepción a hablar con la enfermera.

─ Buenos días. Vengo a saber cómo esta una paciente.
─ ¡Oh sí! – Exclama la enfermera – eres el chico que no quería irse. Quieres saber de Clary ¿cierto?
─ Si.
─ ¿Has venido solo?
─ No, no, esta mi amigo y la madre de ella.
─ ¡Oh, bien bien! El doctor querrá hablar con ustedes.
─ ¿Por qué? ¿Sucedió algo? ¿Qué pasa? – Mike entra en pánico.
─ Respira chico, ella está bien, como te dije el doctor quería tenerla solo en observación, solo espera unos minutos y cuando el doctor esté listo para recibirlos te aviso.
─ Gracias.

Mike va de regreso con Cade y la madre de Clary y les dice lo que le dijo la enfermera, al principio ella se asusta pero luego de escuchar todo se tranquiliza. De pronto ven acercarse a la enfermera.

─ El doctor está listo para recibirlos, por favor, síganme.

Entran en la oficina y Mike le da el asiento a ella quien está claramente nerviosa ya que no deja de retorcerse las manos, entonces Mike pone una mano sobre su hombro para tranquilizarla y ella le sonríe en agradecimiento y de pronto entra el doctor.

─ Buenos días a todos, lamento haberlos hecho esperar, hubo una emergencia.
─ Doctor ¿Cómo está mi hija? – pregunta apresuradamente.
─ Bien, deben estar preocupados así que iré directo al punto. La chica tiene unos moretones por el golpe y una conmoción cerebral leve, nada que un reposo y cero stress no ayuden. Pero tengo unas indicaciones, le recetare algunas pastillas para el dolor de momento y debe tener un total reposo, eso es muy importante, sin embargo puede irse a casa pero si tiene algún desmayo o mareos por más leve que sea o nauseas sugiero que por favor la traiga de inmediato. Tome esta es mi tarjeta, como soy yo el que la atendió pregunten por mí. Clary se acaba de despertar y pregunto por un “Mike”, asumo que ¿eres tu verdad? – dice mirándolo.
─ Si, soy yo, como sabe…
─ Chico, tienes la preocupación por toda tu cara. Bueno solo voy a revisarla por última vez, firmar el alta y podrán llevársela.
─ ¿Podemos verla? – preguntan todos.
─ Si, por supuesto, por favor vayan a la sala de espera y les avisare.

Ellos asientes y se dirigen a esperar, luego de 10 minutos que para Mike fue una eternidad, la enfermera les dice que pueden entrar. Mike entra con la mama de Clary y Cade siguiéndolos. Y en cuanto su mama la ve corre hacia ella, la abraza y le da un beso en la frente.

─ ¡Oh dios nena! ¿Cómo te sientes?
─ Bien, creo, solo algo mareada pero el doctor dijo que eran por las pastillas.
─ Me has dado un susto de muerte, ni siquiera pude dormir, gracias a dios que Mike estuvo contigo y luego me dijo lo que paso, vine con él.
─ Mike – susurra mirándolo.
─ Ese chico te ama – le susurra al oído y Clary sonríe.

Mike avanza cuando su mama se pone a un lado. Clary le sonríe y él le da una media sonrisa.

─ Hola – dice él.
─ Hola.
─ Estuve muy preocupado por ti – le dice acariciándoles el cabello.
─ Lo siento.
─ Yo no, estas bien y es lo único que me importa y ahora cuidare de ti, lo siento pero seré muy estricto al respecto.
─ Lo sé – sonríe.
─ Hola Clary – dice Cade con una sonrisa.
─ Hola Cade, gracias por venir.
─ ¿Estas bromeando? Quien crees que hizo que éste fuera a descansar, casi lo tuve que arrastrar a mi casa – dice señalando a Mike.
─ ¡Cállate! – Cade se ríe – Ahora tengo una excusa para estar contigo todo el día.
─ No necesitas una excusa.
─ Te amo – le susurra y le da un beso en la mejilla.
─ ¿Vino el doctor? – pregunta su mama.
─ Si, dijo que iba a preparar los papeles para poder irme.
─ Si, eso dije – dice el doctor y todos voltean sorprendidos.
─ Bien, acá esta tu alta chica bonita, la receta de las medicinas y recuerda lo que hablamos.
─ Si, lo sé – suspira – tengo que regresar a la menor señal de molestia. ¡Dios! Odio los hospitales.
─ Ha estado quisquillosa desde que despertó.
─ Esa es mi chica – dice su mama.
─ Bien, bien puedes irte y espero no volver a verte – sonríe el doctor y se va.
─ Bien, te traje ropa, así que es hora de vestirte. Chicos esperen afuera – dice ella.
─ Te espero afuera nena – dice Mike.

Una vez en el pasillo ambos se sientan y Cade pregunta.

─ ¿Mejor?
─ No sabes cuánto. ¡Dios! Estaba tan preocupado.
─ Lo sé, ahora la pobre Clary tendrá que soportar tus cuidados.
─ Ni lo dudes, amigo. Ni lo dudes.




---------------------------------------------------------------------------


To Be Continued

See'ya


Clary •

2 comentarios:

  1. Awww Que Lindo...Me Encanto Como Siempre Mike Es Lo Mas....!!

    Cada Capitulo Mejor..¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por leerlo!

      Que bueno que te gustó, me super alegra ♥

      Eliminar